La Ciudad del agua

Quienes le conocemos sabemos a ciencia cierta que es hombre de palabra. Un ser humano implicado y entregado a los suyos. Suyos, son tanto la familia como todos sus vecinos. Jacinto García ha luchado a brazo partido por el desarrollo turístico y un futuro para Mazarrón. Entregado a un sueño, su sueño: una vía de esperanza para que esta población deje de ser el vagón de cola regional en creación de empresas y actividades turísticas. Jacinto nunca deja de soñar con un Mazarrón en la vanguardia vacacional. Y todo a pesar de las mil zancadillas que le han interpuesto para doblegarlo. Pero ha sido fiel a los suyos, nosotros, los vecinos, y a su sueño: el gran complejo Turístico Lúdico-Termal de la “Ciudad del Agua”.

El fariseísmo, el cainismo, los ávidos de pasta y de gloria impropia, han sido los barreneros oficiales con que ha topado este modesto empresario. No ha quedado ajeno a la avidez ‘golosa’ de ciertos elementos contaminados de envidia y muy poca vergüenza. La presentación de la Ciudad del Agua, (Vídeo en youtube) hace más de tres años, levantó una gran expectación tanto a nivel local como en ámbitos regionales y nacionales. El proyecto sería una gran novedad para un turismo en constante evolución y crecimiento: vacaciones de salud o simple diversión, con el agua termal como epicentro de actividad o descanso. Un sector, los balnearios, que disfruta de una edad de oro. Ahí debe estar el ‘quid’ de tanta trabazón. Un apetecible filón para nuestros ‘cuelga-merallas’, siempre al acecho descuidero, nocturno y alevoso, que no aceptan el mérito ajeno y dedican tiempo público a poner rastreras zancadillas a quien destaca por su originalidad. Dedicados a husmear, merodear y abalanzarse con toda ‘suerte de leyes’ sobre algún pobre incauto que pone a disposición de los ciudadanos un proyecto para erradicar la estrechez convertida en estatus habitual de supervivencia. Cosas de tarugos y zopencos oficiales sin más luces que una linterna cutre-salchichera del bazar chino. Es el caso presente: un proyecto que generaría más de 2.000 empleos directos e indirectos en el municipio. Según confirma Jacinto.

Al igual que en las termas del Saladillo, la Ciudad del Agua ha sido motivo de acoso y derribo por las perennes  “Partes Contratantes” (Enlace al artículo sobre esas ‘partes’). Ya en tiempos del alcalde Blaya, Jacinto hubo de interponer diversos pleitos contra los numerosos buitres. Entre ellos, al alcalde Blaya por cobro ilegal de unas tasas de basura a todo el municipio: tasas pendientes de devolución a los vecinos por parte del ayuntamiento de Mazarrón de más de 6.000.000 de euros, según sentencia firme del tribunal superior de justicia de la región de Murcia. En un embate ‘mafioso’, según comenta Jacinto, le pararon las obras de ampliación del balneario, y cosieron al camping ‘Los Delfines’ con todo tipo de formulismos rastreros: un infierno de amenazas y presiones con la estudiada intención de aburrirlo y molerlo vivo por no ceder a ‘la oferta’ de la urbanizadora, que apetecía, ¡por cojones!, tal proyecto.Se va ganado uno tras otro cada juicio y se reafirma el derecho sobre el yacimiento termal “Virgen de Guadalupe” de Jacinto García. Llegan las elecciones municipales de 2011 y todo son promesas y parabienes por parte de los aspirantes: PSOE y UIDM. Sus líderes besan el suelo donde pisa Jacinto hasta el día después de toma de posesión. Hemos de recordar las batallas ganadas al señor Blaya durante dichas elecciones, donde Jacinto no reparó en fuerzas e ilusión dando la cara por el pueblo. Todos recordamos el artículo en ‘Interviú’ donde ofrecía una recompensa por destapar la presunta compra de votos del Partido Popular, con el señor Blaya a la cabeza en el ranking de lospresuntos corruptos.

Las elecciones pasan, se ganan y se olvidan aquellos ‘guerreros y guerreras’ que lucharon a su lado. Y llegan los mismos buitres al mismo despacho ocupado ahora por un alcalde distinto. Y siguen erre que erre en su intentona de robar el futuro balneario. Y ‘aconsejan’ a Jacinto, según nos cuenta él mismo, que ‘entre en razón’ y llegue al entendimiento con los pretendientes del proyecto: Hansa Urbana. Una empresa que ha sido vetada recientemente del círculo de amigos de nuestro presidente regional. Tal vez la implicación de la misma en la quiebra de la CAM o el veto tajante del pueblo y el gobierno de México por sus métodos demasiado dudosos, actuando como meros ladrilleros-carroñeros, hayan influido en Valcárcel a la hora de ‘excomulgar’ a Hansa Urbana y su mega-proyecto “Nova Cartago”. Aún así, en nuestro municipio parece tener un gran caché y muy buena prensa oficial. Se podría pensar que existen intereses ocultos desde los terratenientes donde Hansa Urbana habría de desarrollar una urbanización, y cuya estrella guía sería la Ciudad del Agua, afirma su creador. Quizá así se podría justificar torticeramente que prevalezca el lucro privado sobre el interés vecinal.

Texto e Imágenes: Juan Sánchez – (C) Febrero 2016

Reportaje completo: https://surestepress.wordpress.com/2014/01/31/los-secretos-del-agua-i-termalismo-balnearios/#more-8978

Escribir comentario

Comentarios: 0